Bob Greenberg: Un gran camino conectado

Fundador, Chairman y CEO de R/GA.

<p>Fundador, Chairman y CEO de R/GA.</p>

La importancia del espacio de trabajo es uno de los temas centrales en la era de la conectividad de R/GA. Para reflejarlo, Bob Greenberg, Fundador, Chairman y CEO de la compañía, se alió a los principales profesionales del mundo, para diseñar la nueva oficina de Nueva York. La simpleza es la clave para fomentar un entorno colaborativo que proporcione las mejores condiciones de trabajo para las casi mil personas que se desempeñan allí. Este espacio conectado, refuerza la noción de red compuesta por 15 oficinas alrededor del mundo que comparten una misma cultura, en la que la integración garantiza el acceso al mejor talento. La cooperación de los equipos también se refleja en la incorporación de servicios de consultoría que hoy representan un 10% del modelo de negocio de R/GA, que también está integrado en un 35% por desarrollo de productos, y en un 65% por servicios de agencia de publicidad.

-¿Cuál es la importancia del talento y del espacio físico en la filosofía de trabajo de R/GA?
-Uno de los grandes problemas, y es por lo que mucha gente va a Cannes, es el del talento. Por otro lado, di una charla sobre el espacio de trabajo, que también es un gran problema. Hay que tratar de unir el espacio físico de trabajo con el espacio de internet, mobile y social media. Diría entonces, que el principal problema es la combinación de talento y espacio físico. Ahora mismo hay mucha más presión para contratar al mejor talento, que se está yendo a las grandes compañías de tecnología, o a las start-ups, y R/GA es un target para lograrlo. Tenemos una muy buena cultura y una de las formas en la que la desarrollamos, es evitando hacer adquisiciones de otras compañías. Nos hemos dedicado a construir nuestro negocio hacia una empresa global sin comprar ninguna empresa, y con una cultura realmente sólida. Eso es lo que tenemos en nuestra oficina de Buenos Aires. Si piensas en lo complejo que es hacer que el ADN de R/GA viaje a Buenos Aires, San Pablo o Shangai, nuestras oficinas demuestran que hacemos un buen trabajo en, lo que llamamos, la red. Bruno Rovagnatti y Mariano Jeger crearon un nuevo modelo, dentro del modelo de R/GA. Son embajadores, confiables, y usan todas las herramientas que permitan que la gente sienta que aprende todo el tiempo.


-¿Hasta qué punto la nueva oficina de Nueva York contribuye a propagar la cultura de R/GA?
-Primero pensé en la forma en la que estábamos dispuestos en los cuatro edificios de nuestro headquarter, a los que llamaba campus disfuncional. Cuando vi este enorme piso al que nos mudamos, entendí que eso era parte de la solución. Pensamos en una metodología en la que te puedes concentrar, pero en la que lo más importante es la colaboración. Puedes diseñar el espacio para que fomente la colaboración y después llevarlo un paso más allá para vincularlo con la red, y luego con la infraestructura, que es algo que no se ve. El máximo objetivo de lo que estamos tratando de hacer, se basa en la retención del talento. Entonces, si construyes el mejor espacio, basado en tecnología y vinculado con el paisaje digital, estarás en el lugar correcto. Somos alrededor de 950 personas en la oficina de Nueva York y eso es inusual en sí mismo. Estamos muy contentos de tener una gran red y crear las herramientas para que cada persona que trabaja allí, o en algún otro punto de nuestra red, tenga la mejor experiencia posible en una compañía, agencia o lugar de innovación.


-¿En base a qué conceptos se realizó el diseño?
-Principalmente nos enfocamos en la simplicidad. Llegamos a un punto en el que todo tiene que estar diseñado para crear el mejor ambiente de trabajo para lo que estás haciendo. Tomamos el diseño anterior, que estaba repleto de papel tapiz, maderas, metales y adornos, lo sacamos todo. En su lugar, pusimos iluminación que duplicara el sistema de luz existente, para que todos, sin importar si están sentados cerca de las ventanas o más en el interior, tengan el mismo balance de luz, uno que potencie su trabajo. Pusimos mil escritorios en los que las personas pueden trabajar sentadas o paradas. Además, les pusimos ruedas para que los puedan mover por todo el piso. Todo está pensado. En el diseño de muebles trabajamos con algunos de los mejores diseña dores del mundo, como Sir Norman Foster, y también trajimos a los mejores consultores sobre los distintos temas que tuvimos que abordar. Además, aplicamos el mejor sistema de video conferencias del mundo. No hay otra forma de hacerlo, no se trata del futuro. Los clientes están exprimiendo sus presupuestos, y el ADN de las agencias se está volviendo cada vez más competitivo, en lugar de colaborativo. Existe un modelo de agencia de comienzos de los años 60, cuando fueron irrumpidas por una tecnología que fue la televisión, que buscaba generar un ambiente competitivo, donde Nueva York competía con San Pablo, y eso se establecía como un desafío que funcionaba hasta cierto punto. Estoy completamente convencido de que el modelo tiene que ser colaborativo, como tenemos nosotros. Entonces, nadie va a rechazar trabajar con Bruno y Mariano, por ejemplo. Para nosotros, ese es uno de los objetivos de alta prioridad. Para ellos, se trata de mover el negocio a Buenos Aires, pero también de ofrecer las razones correctas, ser más competitivos con sus clientes y obtener un gran trabajo del staff local.


-¿Tienen pensado replicar ese diseño al resto de las oficinas?
-Estamos haciendo una oficina completamente nueva en San Pablo, una nueva en Sidney y otra que es un edificio en sí mismo, en Londres. Estamos haciendo un gran proyecto de renovación en Portland, y a medida que tengamos la posibilidad de hacer lo que hicimos en Nueva York, lo completaremos a lo largo de toda la red. Todas las empresas con las que hablé aquí, tienen esta idea de que cada oficina debe ser única y diferente. Eso está bien, solo que creo que es muy acotado y no es innovador. ¿Cuál es el sentido de hacerlas únicas? Tener una situación competitiva entra las oficinas y que cada una esté diseñada específicamente según la locación, creo que es un modelo equivocado para el hoy.


-R/GA reestructura su modelo a cada ocho o diez años. ¿Por cuál están transitando ahora y cuál es el que viene?
-Sabemos que en ese período de tiempo, la tecnología cambia de una forma que afecta a muchas cosas. Ahora nos estamos moviendo del mundo conectado, al próximo que será sobre Inteligencia, y estará relacionado con inteligencia artificial, realidad virtual, lenguaje de máquinas. Pero también te puedo decir cuál es la era que vendrá, que será la de la robótica. Hemos tenido nuestro mejor año financiero el año pasado, y nos está yendo mejor este año. Es un modelo que también tiene que funcionar en ventas y beneficios, porque sino, es como si esto fuera un experimento. Podemos tener el apoyo que necesitamos de IPG, porque también tenemos muy buenos números. Entonces todo funciona. Tienes que tener acceso a capital para hacer lo que estamos haciendo, y tienes que hacerlo delicadamente detrás de la curva. Hay un viejo dicho que dice: si eres pionero, terminarás con polvo en tu cara y una flecha en la espalda. No queremos atravesar un proceso de educación enorme, porque es imposible hacer que las finanzas funcionen, si estás probando cosas. En R/GA tenemos un modelo que ya lleva 39 años y la gente me dice que nunca hemos tenido una alteración. La única que realmente sucedió, fue la de las “.com” en 2001, pero eso creó muchas oportunidades. Por ejemplo, a muchas de nuestras oficinas les está yendo muy bien en países donde el entorno es bastante malo, pero como hacen un buen trabajo, se terminan por consolidar. Uno piensa que así podríamos estar perdiendo negocio, pero en realidad lo estamos ganando, porque tenemos las mejores soluciones, invertimos y tenemos gran talento. Algunas de estas cosas están empezando a tomar su propia forma, porque vamos a abrir otras 15 oficinas y empezaremos con una en Tokio, y en algún momento en Berlín. En oposición a las oficinas que fueron creadas por la disrupción que provocó la televisión, creamos oficinas que tengan sentido para el entorno digital actual.


-¿Cómo se preparan para la Era de la Inteligencia?
-Estamos haciendo muchas cosas con realidad virtual, donde tenemos clientes increíbles. Estamos instalando un estudio de realidad virtual en Nueva York y vamos a estar haciendo un Accelerator alrededor de esa área. Los Accelerators son muy interesantes, este año empezamos con 40 compañías y no hay nadie más haciendo algo así. El año pasado presentamos el modelo de cómo hacemos que sea exitoso financieramente y hemos duplicado el rate de éxito de otros en Silicon Valley. Pero estamos en el mundo de las agencias, empresas, consultoras, start-ups y de innovación de producto.

Agregar a Mi Latin

Agregar a Mi Latin

Ingresá con tu usuario o registrate en LatinSpots.com y podrás almacenar, clasificar y filtrar todo nuestro material, de manera simple y rápida.